La gordura y la blancura como símbolos de belleza

Llevo unos pocos días en el pueblo y ya tendré dos kilos más desde que llegué. Me inflan a comer. Por un lado, es que eso es parte de la hospitalidad marroquí. Por otro es que me ven demasiado flaca para los cánones de belleza del país, donde una mujer con buenas carnes es lo bonito.

Pan con aceite y té a la menta, algo que se come varias veces al día.

Aunque, según me contaban el otro día, en una de sus profecías, Mahoma dijo que había que comer sólo cuando se tenía hambre y nunca comer hasta reventar (la traducción la hago yo a mi manera), esta no la cumplen y los marroquíes son capaces de comer a todas horas y comer hasta no poder más.

La obesidad, sobre todo entre mujeres, es muy extendida. No es de extrañar, cuando se comen cantidades abundantes de comidas copiosas, siempre con mucho pan (en la forma de comer de aquí, sin cubiertos, uno siempre se ayuda de pan para tomar la comida) y que en cualquier momento del día se sientan en alguno de los salones de la casa a, simplemente, comer pan con aceite y beber té a la menta lleno de azúcar. El deporte entre mujeres no es muy común, por otro lado.

Cuando viví en mi pueblo la pasada vez, le conté a una colega marroquí de mi edad que estaba engordando y ella me preguntó: ¿no quieres estar gorda?. En España eso nunca lo preguntaríamos, porque se presupone que la respuesta sería ‘no’.

Carne picada (kefta), mucho pan y té a la menta (con mucho azúcar).

Un día, domingo, estábamos en Casablanca unos cuantos amigos y amigas marroquíes y yo, en casa de una de ellas. Nos levantamos y nos dimos un gran desayuno. Como ya eran casi las dos de la tarde, pensé que sería un desayuno fuerte para aguantar hasta la merienda o una cena temprana. Pues no, nada más acabar de comer todo lo que había (galletas, tostadas, pan, aceite, embutidos, queso, mantequilla, mermelada…), traen un guiso. Yo les pregunté: ¿qué es esto? y dicen, la comida, es la hora de comer….. Para que os hagáis una idea.

Por otro lado, estar blanco también es ser más bello. De hecho, el otro día le dije a un amigo mío (que se escondía bajo la sombrilla en un café en un bonito y soleado día), que tomara el sol, que “estaba muy blanco” y su respuesta fue: ‘gracias’.

Supongo que la blancura se relaciona con el hecho de ser europeo, algo que muchos anhelan aquí. Y no es tan fácil de conseguir porque el sol reluce en el cielo casi los 365 días del año.

Yo este año estoy contenta por no tener un rostro de un color blanco integral por estas fechas como me ha pasado el resto de mi vida (es la primera vez que vivo en un país donde el invierno es soleado y caluroso). Por eso, siempre busco el sol en las cafeterías en las que me tomo algo o simplemente disfruto sentándome en la terraza de mi casa cuando acabo de trabajar, que es cuando más clor hace.

Sin embargo, el otro día, cuando me fui de boda, pasé antes con un amigo que también venía al evento a visitar a su familia, que nos esperaban, como no, con miles de dulces. Una de las hermanas se ofreció a maquillarme para la ocasión y yo acepté encantada. Sin embargo, al ver el resultado me arrepentí: la base de maquillaje era muy blanca y me había quitado el ligero color moreno que tantos días me ha costado conseguir. Luego, en la boda, ví cómo todas las chicas, incluída la novia (excesivamente maquillada, por otro lado, tipo muñeca de porcelana), tenía bases de maquillaje blancas.

16 comentarios en “La gordura y la blancura como símbolos de belleza

  1. Pingback: Yendo de boda con un grupo de chicas solteras « Barbarabecares

  2. Me has alegrado el día! Cumplo los dos requisitos! Y yo pensando que era “lo más” de la época de Rubens… y resulta que soy de lo más “cool” en Marruecos! YUpiiiiiiiiiii 🙂

    • No lo sabías eso???? La envidia de todas entonces …. por mezclar las dos cosas (no ves el potingue blanco que se ponen si van de fiesta o boda?). Aunque a ver a que llamas tu gordura, que aquí en España los estándares son distintos!!!!

      • Soy toda virtudes, ya ves. Blanca y con sobrepeso, lo más! Sí, los estandares son distintos, pero dentro del estándard local me sobran 10 kg sin duda alguna. El caso es que me encanta cocinar y, por tanto, comer y ello está un poco reñido con el tema de la operación bikini… Como en verano básicamente a las únicas playas a las que vamos son las de Marruecos, pues no problem, allí nadie te mira raro si no te da la gana de ponerte en bikini y te quedas medio vestida, estoy integradísima. Les llama más la atención que me quede leyendo y que sea mi pareja el que se ocupe de los niños que no el hecho de que vaya vestida…

      • De hecho, que vayas vestida es lo normal. Pues si te sobran 10 kg , no eres la envidia. Allí las mujeres tienen sus cuerpotes. En eso las envidio. Porque tb me encanta comer y sobre todo cuando no es la hora (es decir, picotear), pero tmpc quiero sentime mal con mi cuerpo, segun los estandares de belleza a los que estoy acostumbrada. Si fuera marroqui, podría comer hasta reventar a diario y asi seria guapa de verdad. Tb está que para las flacas es una putadilla. Una amiga mia, que tenía lo que aquí se consideraría un cuerpazo (que no tenia nada de grasa y con curvas pero delgada) se ponia muchos pantalones y camisetas para aparentar un poco más, la pobre.

  3. Una vez oí que el puente de madera más largo del mundo está en Pekín, es un puente cubierto, y lleva del palacio imperial a un lago; resulta que lo construyeron para que la emperatriz pudiera ir de paseo sin que le diera ni un rayo de sol, y poder así mantenerse paliducha y guapetona.
    Y yo me pregunto, si el ser humano viene de áfrica, ¿viene el emperador chino de marruecos?

    • No encuentro la conexión entre China y Marruecos, pero quien sabe, igual un antepasado moro se trasladó a la China en busca de aventuras y acabó siendo bien aceptado e integrado en la sociedad una vez allí. Pero bueno, no olvidemos que en España antes tb era así. Estar blanca significaba ser de clase alta, xq no trabajabas arando las tierras bajo el sol. Con el paso del tiempo, cuando el trabajo pasó a ser en oficinas, el moreno es el que ha tenido la oportunidad de hacer las típicas vacaciones que mucha gente considera como las ideales…..

  4. Pingback: ¿Estoy delgada o estoy gorda? Otra prueba de que todo es muy relativo « Barbaraontheroad

  5. Lo que te digo siempre, las mujeres marroquíes me dicen “tich tich” (come come) que tienes que estar más gorda y fuerte jajajaja y les parezco con poco pecho y poco culo…aunque eso si, mi piel triunfa! quizás es que no se han dado cuenta que soy rosaaaada no blanca, jajaja

    • Serán las bereberes. Las árabes dirían: quli quli quliiiii jeejjejeje

      Si si tu culillo es enano, te faltan un buen par dee nalgas. Yo votaria porque las marroquies repartieran un poquillo de eso!!!!!! Y tu piel es maravillosaaaaaa

  6. Pingback: La belleza de lo blanco | Barbaraontheroad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s