¡Qué gran día!

Ayer a estas horas estaba subida en unas dunas con una amiga española y dos nuevos amigos bereberes viendo el cielo estrellado desde el desierto del Sáhara, poco antes de irme a dormir a una jaima. Hoy me levanté a las 6 de la mañana para ver amanecer desde el desierto, volví a dormirme y a las 9 me despertaron para irme a dar un paseo en dromedario, antes de desayunar.

Durante la mañana hice snowboard en las dunas, salté y me revolqué por ellas y charlé con bereberes que nos contaron cosas de su cultura, salí del desierto en un ‘cuatro latas’, hice una noticia para mi trabajo desde un bar en un pueblo cerquita, tomamos un té con dos touaregs que conocimos por la calle y me subí en un autobús durante 7 horas.

Para acabar el día, hicimos una clase de Kung Fu con muchos chicos marroquíes en Ouarzazate, algo que nunca hubiera sido posible si no llega a ser que estamos de Couch Surfing y que intentamos evitar quedarnos en hoteles.

Un día de estos lo contaré con más detalles.

¡Qué gran día!

4 comentarios en “¡Qué gran día!

  1. Pingback: Historias bonitas (y curiosas) en el desierto marroquí « unviajedemilesdekmempiezaconunpequenopaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s