Objetivos cumplidos: ¿mi etapa en Marruecos va llegando a su fin?

Estos días me han pasado tres cosas distintas que me han hecho sentir que he cumplido los objetivos de mi estancia en Marruecos.

Cuando una se muda  a un nuevo lugar a conocer la cultura, a intentar adaptarse lo máximo que pueda a este y a aprender el idoma, no hay mejor cujmplido que te  confundan con una persona del país.

Recuerdo con cariño que uno de los piropos más bonitos que un hombre me han hecho en toda mi vida fue hace un año en un pequeño mercado situado cerca de mi casa en Sarajevo. Yo aún no había adaptado mis conocimientos de macedonio al bosnio (o serbo-croata, que viene a ser lo mismo ) porque aún llevaba poco allí, por lo que les hablaba con la lengua eslava de Macedonia que se le parece. Fui a preguntar por unos cascos de música y miré varios y comenté con el dependiente. Antes de irme me preguntó que si era macedonia y me inflé de orgullo y satisfacción por su pregunta. ¡Nunca nadie me había dicho algo más bonito!. No porque adore Macedonia (que lo hago), si no porque tras mucho esfuerzo invertido en estudiar el idioma (que ya casi se me ha olvidado mientras aprendía el árabe dialectal llamado deriya) se seguía notando incluso unos 10 meses más tarde de haber dejado de practicarlo.

Pues bien, ayer fui al baño de este hostal cutre en el que me estoy quedando en El Aiún, la capital del Sáhara Occidental, y le pregunté a un hombre que había allí lavando algo en el lavamanos si no había luz y me quejé ante la respuesta negativa a la pregunta. Me empezó a hablar en deriya y cuando le dije que no lo entendía me respondió en francés: ah, ¿que no eres de aquí?…Me encantó.

También hace unos días, estaba en un hostal de Marrakech y le pregunté al gerente, en español, si el agua del grifo se podía beber. Dijo que me había visto hablando deriya y que se notaba que ya era casi de allí así que sí que podría beber el agua (algo no recomendable a los turistas), porque mi estómago ya estaría acostumbrado. Otro pedazo de piropo y no lo que los cansinos que me encuentro por la calle me sueltan constantemente.

Y hace un rato charlé con una amiga por teléfono (por teléfono es más difícil que en persona donde ya hablo mucho mucho más) durante cinco minutos y medio en la lengua local. Hablamos de varias cosas como el bus que tomaré mañana, donde nos veremos, sobre el hammam al que fui y lo que había hablado con las mujeres de allí, la hena, los mercados, mi familia que está hoy reunida de celebración (y que los echo de menos) y su familia.

El otro día, una de mis mejores amigas, psicóloga ella, y muy elocuente e imaginativa me dijo que yo era ‘culturéxica’. Fue un poco en coña, pero como que tiene razón. Me gusta ir a otros lugares a conocer la cultura y cuando siente que ya más o menos comprendo, pues se me quitan un poco las ganas de estar en ese sitio y empiezo a pensar en nuevos lugares.

Entre eso y que no acabo de adaptarme a ser el centro de atención del género masculino mientras paseo sola por la calle (no exagero, probad a pasear solas por alguna ciudad marroquí, que da igual que los ignoréis o que pongáis cara de perro, que habrá muchos chicos que os molesten),  que ya me he recorrido casi todo el país y alrededores (me quedan unas cuantas cosas que visitar las próximas semanas aún) y que ya he introducido las dos palabras más usadas en Marruecos, Inchaallah (si Dios quiere) y Alhamdulillah (gracias a Dios), en mi vocabulario hasta cuando hablo otros idiomas, siento como que esto va a llegando a su fin

Si sigo como hasta ahora, habrá un próximo destino dentro de unos meses. Yo por ahora, objetivos cumplidos, ya estoy mirando pisos de alquiler, aviones y fotos de posibles lugares esperando a ser descubiertos, ‘Inchaallah’.

12 comentarios en “Objetivos cumplidos: ¿mi etapa en Marruecos va llegando a su fin?

  1. Inventando términos, que me contraten en la rae. Bárbara tu ya los puedes inventar en varios idiomas, que level. Enhorabuena por ir cumpliendo tus objetivos, estoy orgullosa de tí 🙂 Besos.

  2. Pingback: La mi tierrina « Barbaraontheroad

  3. Pingback: El veneno feminista « Barbaraontheroad

  4. Pingback: Fin de un año increíble más-el año más nómada de mi vida « Barbaraontheroad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s