Los autobuses en Marruecos siempre se retrasan… menos cuando hace falta

Ayer tomé un autobús nocturno y me dijeron en la taquilla que llegaría a las 5 de la mañana.

Siempre que uno pregunta a qué hora llegará el autobús, siempre dicen una hora y ña realidad acaba siendo que se retrasa dos horas, así que confiaba en llegar a las 7 de la mañana a mi destino, una buena hora para empezar a trabajar. Esto, claro, cuando se trata de autobuses locales. Hay autobuses de CTM o de Supratours, que sorprendentemente son super puntuales. Y digo sorprendentemente porque en Marruecos el concepto del tiempo es totalmente diferente al concepto europeo y aquí todo va con mucha calma.

Mientras esperaba al autobús conocí a una señora que ya me adoptó como propia, abandonó a su compañero de viaje para sentarse conmigo porque no quería que tuviera que sentarme al lado de alguien del sexo opuesto. Suele pasar aquí. Me fue contando su vida, que da para escribir un libro de esos típicos sobre las aberraciones que a veces se dan en el mundo musulmán con los matrimonios de conveniencia o ‘d’occasion’ como ella misma lo definió en francés y que viene a decir algo así como ‘por dinero’. Y de su hijo, que llegó a España en patera y lleva cuatro años por Europa sin conseguir un contrato de trabajo, sólo empleos donde quieren explotarle.

Pues hoy el autóbús llegó a su hora. A las 5 de la mañana. Por suerte, como me había comentado un amigo, la cafetería de la estación estaba abierta, pero no tenían enchufe en el que conectar mi ordenador así que no pude comenzar a trabajar a esa hora.

Me dio por escribir.

Lo mejor de todo es que en la cafetería de la estación las sillas estaban colocadas mirando a la televisión, como suele ser normal aquí. En plan cine. Y en la tele echaban imágenes de textos del Corán y un hombre leía partes del libro musulmán, con el volumen muy alto para enterarnos bien.

Una curiosa manera de comenzar otro maravilloso día cerca del desierto marroquí.

Ahora a trabajar, rota de cansancio pero con alegría y soñando con echarme una bonita siesta.

¡Buenos días a todos!

Un comentario en “Los autobuses en Marruecos siempre se retrasan… menos cuando hace falta

  1. Pingback: ¿Donde viviré dentro de un mes? Vete tú a saber. Ideas sobre viajar sola | Barbaraontheroad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s