Bután: existe la felicidad sin dinero

Normalmente hablo de sitios en los que ya he estado pero hoy voy a hacer una excepción y hablaros de un sitio al que tengo mucha gana de ir. Se trata de Bután. ¿Habéis oído alguna vez hablar de él?

Bután es un país muy pequeño de Asia, por eso no es muy conocido, pero en los últimos años se ha hecho popular por un tema muy chulo: para medir la calidad de vida del lugar, no se tiene en cuenta el Producto Interior Bruto, sino que se mira la Felicidad Nacional Bruta. ¿No es genial?

Cuando yo vivía en Alemania, en mis últimos días por allí conocí a un par de hermanos de Bután y en seguida conectamos. Tanto es así que entre ellos, otra chica española que también vivía en Alemania y yo llegamos a la conclusión de que parecía que españoles y butaneses éramos como primos hermanos, por todo lo que nos gustaba la fiesta. De hecho durante mis últimos días en Alemania, no dormí a causa de ellos.

Entre otras características de Bután destaca que es un estado budista y que siempre ha intentado protegerse de la influencia externa para mantener los valores de estos casi 700.000 habitantes (estas cifras no están muy claras) de las montañas del Himalaya que tienen poco dinero pero parece ser que mucha felicidad: como ejemplo,  la economía del país destaca por ser una de las más pequeñas del mundo, donde más del 90% de los habitantes viven de la agricultura y la ganadería de subsistencia.

Al mismo tiempo, el país se ha autoproclamado feliz y cree que los valores que deben medirse para sobre los países debería ser la felicidad, basada en valores subjetivos como el bienestar y considerados más importantes que otros valores materiales como el consumismo. Para mí suena a cuento de hadas, la verdad.

Para proteger las tradiciones locales intactas destaca que la televisión no llegó a Bután hasta el año 1999 o que la venta de tabaco está prohibida.

El otro día charlé con uno de mis amigos butaneses y me contó que lleva una agencia de viajes para aquellos que quieran visitar Bután. Yo le pregunté si sería una buena opción para el próximo destino en el que vivir, pero parece ser que sólo si me casara con un butanés podría vivir alli y por el momento, el matrimonio no está entre mis planes así que me tendré que conformar con ir algún día de visita a pasar allí unos días a comprobar mi teoría (y la de, afortunadamente, muchos) de que el dinero no da la felicidad. Otros valores que el país proclama, además de la felicidad, son la igualdad de género y la preservación medioambiental.

Os adelanto que los turistas deben pagar al día 250 dólares, que incluye un guía turístico local, el transporte para desplazarse de un lado a otro del país, un hotel de tres estrellas y todas las comidas del día.

Si alguien quiere ir, claramente os recomendaría que contactaráis a mi amigo Thinley.

Este es su correo (kuzutours@googlemail.com) y debajo encontraréis toda la información de su nuevo proyecto.

9 comentarios en “Bután: existe la felicidad sin dinero

  1. Ala pues que interesante no ?? No me resulta tan interesante la tarifa a los turistas jejeje no estaría mal animarse ir.
    Hablando de felicidad, erase una vez .. que se era .. me contaron un cuento sobre un pueblecito en el cual ,como en todo pueblo, había un cementerio.. pero este era un cementerio algo peculiar, pues en sus tumbas los años de vida de quienes lo habitaban eran muy cortos para lo que estamos acostumbrados. Resulta, que esos años de vida no se referían al tiempo vivido propiamente dicho, sino que se referían a los días de felicidad que había tenido esa persona a lo largo de su vida…

    • Ah sí??? Pero es una historia real o imaginaria??? Me gusta!!! Yo quiero que mis años de felicidad sean los mismos que mis años de vida, por ahora siento que lo voy consiguiendo 😉

      • Pues no se si en alguna parte del mundo se hará, a mi me lo contaron como un cuento irreal, pero no es mala idea verdad que no? 🙂 Pues enorabuena x tu felicidad, seguro que aún le quedan muchos y muchos más por cumplir!

  2. Yo tb soy de las que opino que el dinero no da la felicidad y que le pregunten a los japoneses o a los suizos si son felices o no. Pero me surge una duda, para darle tan poca importancia al dinero pq cobran tan caro a los turistas?
    Si quieren evitar que las costumbres tradicionales no se pierdan por influencia extranjero, comercio exterior y demas pq no simplemente ponen un cupo de extranjeros anual que no se pueda sobrepasar o algo asi?

    • Pues tienes toda la razón. El cupo ya lo tienen puesto según me comentó ayer un amigo y sería una solución buena y suficiente, pero lo del dinero es verdad que es una exageración, sobre todo si no importa……

  3. Pues yo también pienso que este país tiene que ser muy interesante para visitar.
    Hace poco (octubre del año pasado), se casó el rey de Butan con una plebeya, salió en toda la prensa del mundo.
    Asia ay Asia
    Saludos

  4. Sí, el tema del rey que dicen que no tienen grandes lujos, también es muy comentado. Además creo que es el más joven del mundo en liderar un país. Qué ganas de conocer Asia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s