Otra vez de despedida

Que me encanta mi vida ya lo he dicho varias veces, pero todo tiene su parte mala. Lo dice el Ying y el Yang, que por su parte es uno de los tantos regalos que he recibido en mi despedida de la ciudad donde viví el último mes. En este caso, lo negativo son las constantes despedidas de mi gente de siempre y de la nueva gente que voy conociendo por el camino y que de verdad merecen la pena.

 

Uno de mis regalos de despedida: un pastel cocinado por una de mis vecinas.

En el primer caso, con la certeza de vernos siempre pronto. En el segundo, con los deseos de volver a vernos algún día. A veces sucede. A veces la vida me da la oportunidad de reencontrarme con ellos. En otras ocasiones, siempre nos quedará Internet. Por mucho malo que se hable de las redes sociales, Facebook me mantiene en constante contacto con personas con las que merece la pena hacerlo.

Esta semana estoy de despedidas. Acabo de llegar a Casablanca (no dejo de pensar que qué terrible y ruidosa me parece esta ciudad que ayer un amigo mío denominó, con mucha razó,n Casanegra) después de pasar la noche en un autobús que venía desde Ouarzazate.

Ouarzazate es mi lugar favorito de Marruecos.

Fui para pasar una semana y me quedé más de un mes. Y no me quedé más porque ya es tiempo de volver a casa. Pronto mi hermana tendrá sus vacaciones y mucho tiempo libre para poder pasarlo todo enterito juntas.

En Ouarzazate viví entre dos casas. Por un lado, en Tabount con una joven familia con dos niños muy cariñosos y todas sus vecinas siempre metidas en casa y por otro lado con la familia de un amigo y sus cuatro hermanos, todos chicos. Un día tengo que hacer un post sobre lo que supone disfrutar de la hospitalidad marroquí cuando son sólo chicos, porque es un lujo aún mayor (el por qué ya os lo desvelaré).

En Ouarzazate en esta época del año ya hace muchísimo calor y se hace vida en la calle por la mañana y por la noche, cuando se pone el sol, que la gente sale ‘a la fresca’ (no me creeréis pero en árabe marroquí, traducido, también significa algo así, como le dicen en Castilla). El resto del día, es bastante vegetativo, casi no hay gente por la calle y casi todas las tiendas están cerradas. En este mes, seguí clases de Kung Fu (me gusta el Kung Fu), anduve mucho en bicicleta, conocí  gente maravillosa y pasé casi todos los fines de semana o bien de montaña o bien de pic nic. Desde el primer día allí me arrepentí de no haberlo descubierto antes. Si algún día me mudo a Marruecos, será a Ouarzazate.

Pasarme tanto tiempo allí supuso que no visitara sitios que tenía en mente como Merzouga cerca del desierto también, donde se encuentran las mayores dunas marroquíes, o las cascadas de Ouzoud, o las gargantas de Todra o Dades, ambas cercanas a Ouarzazte. Buenas excusas, de todos modos, para volver a viajar por el sur de este país maravilloso.

Estos últimos días me toca despedirme de otra maravillosa familia marroquí.

Así es la vida, pero siempre me queda tener la suerte ir conociendo gente con la que compartir buenos momentos y que merece la pena.

Un atardecer Ouarzazate

5 comentarios en “Otra vez de despedida

  1. Pingback: … y de reencuentro « Barbaraontheroad

  2. La primera vez que fui a Marruecos pasé sólo dos días en Casablanca y me llevé la misma idea que tú. Salvo la mezquita Hassan II, que me pareció increíble, el resto de la ciudad es horrible. Qué calor, qué ruido, cuánto humo, cuánta humedad…

    Sigue disfrutando tanto allá donde vayas! 🙂

    Y no sufras con las despedidas, no son un final! Son el principio de algo. Sabes que tarde o temprano vas a volver, y si encima hay gente que te espera… ¿para qué queremos más?

    • Sí Casablanca es un caos. A ver si cuando acaben el tranvía mejora. Ahora mismo no hay forma de moverse rápido por la ciudad. Sólo el coche propio o los taxis pero con el constante tráfico, tardas muchísimo en desplazrte a cualquier lado. A mí tb me gustó la ‘medina qadima’ porque es como un pueblecito marroquí viejo cualquiera, tranquilo, en medio de todo ese caos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s