… y de reencuentro

Acabo de decir en mi post anterior que todo tiene su parte buena y mala. Pues las despedidas, normalmente tristes, suelen tener como parte feliz que te llevan a otro lado a reencontrarte con otra gente.

Camino al pequeño pueblo que me recibió en Marruecos hace ya seis meses y medio y donde una gran familia me dio una maravillosa primera impresión de este país. La que, en realidad, Marruecos se merece.

Cada vez que tomo el tren a Casablanca para ir a Sidi Hajjaj los de la taquilla me miran una poco perdidos. Al principio no me entienden, un poco porque mi pronunciación no es la adecuada (os prometo que yo siento que digo exactamente lo que dicen ellos pero se ve que algo me falla) y otro poco, según un vendedor de billetes me confesó un día, porque no se lo esperan. Ese vendedor, me dijo aquella vez: estaba esperando que dijeras Marrakech, por eso cuando dijiste Sidi Hajjaj no lo comprendí porque no lo relacioné con una turista.

Sidi Hajjj es una de esas razones por las que no me gusta planear: porque nunca sabemos a dónde nos llevará el viento. Quién me iba a decir a mí que ese pueblecillo perdido en el medio de Marruecos y esa familia encantadora que me acoge me iba a hacer tan feliz.

Acabo de llamar a la abuela de la familia para decirle que ya estaba en el tren de camino. Su respuesta: ‘merhaba, merhaba, merhaba, merhaba’, lo que viene siendo bienvenida repetido varias veces. Y lo que es una respuesta que cualquier marroquí te daría al contarle que vas a pasar por su casa. Te conozca mucho o poco. Simplemente Marruecos es así. Y según me han dicho y espero algún día llegar a comprobar, África en general.

Y esto contrasta con la historia de una de mis mejores amigas, que abandona España por el momento (y a la que echaré mucho de menos) y que pasará esta noche en un hotel. Un conocido tiene a su hermana viviendo donde mi amiga necesita sólo pasar esta noche, y se lo mencionó, sin embargo mi amiga no se sentía muy cómoda con la situación por como se lo pintaron y tenía miedo de molestar . Una pena. Con lo bonito que es compartir. “Europa no es África”, como bien me dijo una vez un senegalés que vive en España y vende CDs pirata cuando le dije lo encantada que estaba en Marruecos con la hospitalidad.

Mi historia en Marruecos acabará donde empezó. No podría ser de otro modo. Para agradecer la hospitalidad marroquí no hay mejor forma que pasar por sus casas a despedirte a compartir unos días más con ellos.

6 comentarios en “… y de reencuentro

  1. Me has emocionado…debo tener un dia sensible, pero casi que me haces llorar con tanta felicidad que desprendes muy a pesar de la despedida….tengo los ojos remojaos…jolines…lo que dicen de las pequeñas cosas, de la sencillez…..disfruta de tus últimos mini días 🙂

    • Estás sensible sí ;D. La verdad que cuando llegué a Marruecos a vivir y acabé con esta familia dos semanas flipé, Había escuchado tantas cosas malas de este país cundo anuncié que me mudaba, y luego aquí era todo tan genial. Ahora sé que los marroquíes en general son así. Y feliz día again!

  2. Me apuntaré el nombre de ese pueblecito, que merece la pena seguro!

    Y comparto totalmente lo de la hospitalidad marroquí! Muchas veces cuando en Europa cuentas que te quedas a vivir en casa de gente (a veces de gente que incluso no conoces) miran raro y te dicen eso de: ¿y no te da cosa? En Marruecos hay situaciones que fluyen solas; situaciones que en Europa no ocurren ni provocándolas.

    Por desgracia, sólo he podido disfrutar de África en Marruecos, pero ojalá pronto pueda comprobar en otros países africanos lo que la gente que ha estado allí piensa de ese gran continente. Incha’allah 🙂

    • Hombre Carlota, el pueblo no es gran cosa. A ver si te vas a pasar por aquí y cundo veas este lugr ruinoso lleno de basura y sin nada que hacer vas a pensar que estoy un poco loca. jijijiij Es ms que nada la familia´que conozco y que fue el primer lugar en el que por casualidad terricé en Marruecos y me dio una gran primera impresión. Y lo de quedarse en casa de gente tienes razón. A veces desde Europa me dicen: qué morro ya llevas en tal sitio muchos días y yo les digo que es que en realidad se empeñan en que no me vaya y yo me siento que estoy siendo maleducda si me voy entonces agunto un poco más.
      Y comprto lo mismo que tú sobre África….. Inchaallah un día lo podamos ver!!!

      • Eso me lo dice muchas veces mi madre. ‘Pero cómo te vas a quedar a dormir tanto tiempo en la casa de X?’ Y no por miedo o preocupación, sino porque lo ve como un abuso y un descaro! Pero es que si no lo hago me siento mal, porque parezco maleducada y no quiero! jajajajajajaj Es otro mundo, totalmente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s