Alejandro Sanz y ‘no me compares’

Soy fan de Alejandro Sanz desde que yo tenía seis años. Es decir, desde que en 1991 lanzara aquel disco de ‘Si tú me miras’. Yo es que me pasaba mucho tiempo con mis tías y primas mayores y entonces mis cantantes favoritos nunca fueron grupos como Bom Bom Chip, si no que iba más por Juan Luis Guerra, Sergio Dalma o el mismo ‘Jandrito’ Sanz y mi película favorita desde bien pequeña fue Dirty Dancing aunque comprendiera muy poco de aquella historia.

Desde entonces, tengo todos sus discos. Primero en cassettes, de hecho los tengo en este formato hasta el de ‘El Alma al Aire’, ya en el año 2000, porque siempre he sido un poco reacia  a los cambios (sólo tenéis que ver mi teléfono superbásico que me tiene tan feliz, mientras en mi trabajo tengo que escribir a diario sobre las maravillas de los smartphones, que las tienen, pero que a mí no me camelan). Luego, un novio que tuve mucho tiempo de adolescente me regaló un año para el día de los enamorados  todos los viejos discos en CD y a partir de ahí decidí renovarme.

Cada vez que Alejandro Sanz saca disco yo estoy motivadísima porque tiene capacidad de despertar en mí sensaciones nuevas. Supongo que los que sois muy seguidores de un grupo o cantante me podréis comprender. Y me hincho durante meses y meses (o incluso años) a escuchar las 12 nuevas canciones. Los discos de ‘No es lo mismo‘ y de ‘El tren de los momentos‘ me desmotivaron mucho (puedo salvar la canción de ‘La planta de tus pies‘ que es una maravilla), pero seguía siéndole fiel. Este debe ser al único hombre al que probablemente me sienta capaz de serle fiel para toda la vida, a pesar de ser un señor bastante mayor para mí. Sin embargo, el que sacó hace ya casi tres años (ay como pasa el tiempo), el de ‘Paraíso Express‘, a pesar de lo cutre del título, me hizo reenamorarme.

Ahora ha lanzado el primer single de próximo disco, ‘No me compares‘. Al principio no me convencía mucho, ni la letra ni la música. La letra sigue sin convencerme del todo, igual es porque estoy viviendo en un momento de mi vida donde el ‘no-romanticismo’ me hace tremendamente feliz. La música comienza a convencerme. Me muero por escuchar las siguientes canciones, pero supongo que habrá que esperar hasta el final del verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s