Mejor no digas que eres periodista

Los periodistas somos muy criticados en la sociedad. Porque que si no realizamos bien nuestro trabajo, porque estamos sometidos a los intereses de los capitalistas, porque no somos objetivos…. y un largo etcétera. Lo bueno es que los mismos periodistas somos también críticos con nuestra profesión, eso es lo que nos enseñan también en la universidad y es algo necesario si queremos que de verdad cumpla su función.

periodismodigital2Aunque, yo que soy la primera que estoy bastante desencantada (eso nos pasa a muchos) también creo que el periodismo puede, aún, realizar una enorme labor social, y que la realiza y odio que la gente confunda a los que salen en programas del corazón discutiendo vanalidades infundamentadas con periodismo y desde aquí os digo que el que crea que un periodista puede ser totalmente objetivo es que considera que los medios están realizados robots y no por humanos.

A parte de eso, algo que me enorgullece, es el hecho de que a esos países a los que yo viajo últimamente, no puedo mencionar que soy periodista, eso significa que el periodismo es molesto, eso quiere decir que esta profesión no ha perdido su significado y su función.

Estoy realizando los papeles para pedir el visado para pasarme unos meses en Vietnam y una de las preguntas es mi profesión. Consulté por mail a la ONG donde colaboraré allí si debo mencionar que soy periodista o mejor poner otra (la que siempre pongo es estudiante, si en la frontera me preguntan de qué, digo que estudio idiomas, por eso viajo, todo encaja bien… ).  Me acaban de escribir que “mejor que no lo diga para evitar procedimientos innecesarios”. No voy a Vietnam porque sea periodista, voy porque quiero aprender y vivirlo. Aunque igual todo va un poco relacionado, la curiosidad de los periodistas es conocida.

El año pasado en Marruecos fue exactamente igual. Además, aunque los españoles son muy bien recibidos en Marruecos, no lo son tanto los periodistas de nuestro país, por todo el conflicto del Sáhara (España defiende la independencia del pueblo saharaui, lo que no es para menos depués de haberlos dejado abandonados a su suerte tras el periodo de descolonización). Así que, cuando hice el papel que te piden para entrar y que hay que entregar a la policia del aeropuerto, mencioné que era estudiante. Hice bien. Si llego a poner que soy periodista, estaría marcada para siempre y hubiera estado más controlada, según me enteré después (cuando entras a Marruecos, te asignan un número mediante un sello en el pasaporte, que será tuyo para siempre, lo que hace que en los ordenadores queden registradas todas tus entradas y salidas al país hasta el fin de los tiempos). Incluso los peridistas locales llevan escrito en el DNI su profesión y deben llevar una pegatina en el coche para que las autoridades sepan a que se dedican. A ellos, acostumbrados a tal hecho, les parecía normal.

En Marruecos, allá donde vas, debes registrarte en la comisaria local. En los hoteles, rellenas el mismo documento que en el avión y ellos mismos lo entregan a las autoridades. Si te hospedas en una casa, lo debes hacer tú. Yo lo hacía si me lo pedían mis anfitriones (puede servirles de un lío tener gente extranjera y desconocida en casa, así que es mejor para ellos).

Una de las veces que estaba en Sidi Hajjaj, el pueblecito del centro del país donde acabé casi por casualidad, se me olvidó registrarme. Un día, de fiesta con miembros de mi familia (hombres, claro está) y amigos de ellos, uno resultó ser policia y me dijo que era mejor registrarme en la ‘Gendarmerie’ para así estar más segura (y para estar controlada, aunque eso no lo mencionan).

Al día siguiente fui, con uno de los ‘hermanos’ de la familia a registrarme y allí él dijo que yo era periodista. El problema es que los marroquíes muchas veces no son conscientes del control al que están sometidos o de que viven bajo una dictadura. Yo sólo entendí ‘sahafiya’ (periodista) y acto seguido vi la cara del gendarme. Uf…. le expliqué con mi mejor sonrisa que yo sólo estaba en Marruecos aprendiendo árabe y que no ejercía la profesión, se lo tuve que repetir varias veces hasta que le convencí (en realidad yo no estaba en el pueblo para realizar reportajes, pero eso él no es fácil que se lo crea, y simplemente el hecho de contar lo que os estoy contando aquí, ya le puede ser molesto a don Mohamed VI, tan controlador con los medios y con la imagen que ofrece).

Un día, quedándome en casa de la familia de la empleada de una pensión donde me hospedaba al sur de Marruecos, que me invitó a dejar aquella frío habitación por el calor de su hogar, ella misma me dijo muy preocupada que no debía andar diciendo que era periodista. Yo le dije que a la policia no se lo decía pero que a ella que era mi amiga sí. Dijo que mejor no lo mencionara a nadie, porque en Marruecos, si un periodista no gusta, directamente desaparece.

4 comentarios en “Mejor no digas que eres periodista

  1. Es muy fuerte, porque yo no fui consciente de la mala prensa que tenemos los periodistas. Bueno, sabía que en sitios en conflicto hay mucho control y que realmente necesitas papeles y te siguen los pasos, y que los periodistas pringan, los que más, en las dictaduras y régimenes autoritarios (también en los democráticos, en algun sentido, cuando hay censura a hablar de algunos temas)

    La primera vez que rellené el papel de entrada a Marruecos me despisté, innocente de mi, ingenua, y ahora como dices estoy fichada….y me doy de golpes contra la pared cuando pienso lo que esto me acarrea y me gustaría volver atrás…..pero ya no lo puedo cambiar (no lo he probado, pero me lo recomendaron, porque como dices, tengo mi numerito, y lo controlan cada vez que llego al aeropuerto…no se que explicación puedo dar sobre un posible cambio de profesión….lo tendría que probar algun dia).

    Pues eso, significa que me miran y me remiran, y que me preguntan que escriba el nombre del periodico donde trabajo . “No trabajo en ningun periodico”. Mi respuesta a veces les ha hecho reir (uno me dijo: “y si no escribes en un periodico, que haces? todo periodista escribe en un periodico”…lo que yo le respondí que la prensa es un campo muy ámplio y le metí un rollo increible…sonriendo, al final, me dejó pasar….a otros no les complace y me preguntan más…escribe la pagina web, que haces exactamente…. Ahora ya lo escribo todo: profesión, campo de acción, empresa…tooooodo! así como minimo me ahorro tardar más en pasar el control….

    Por otro lado, en noviembre del 2010 estaba en Kelaa M Gouna, a 60 km de Ouarzazate con un amigo….nos encontramos con un policia con el que empezamos a discutir…me pidió el pasaporte, el carnet de mi amigo, y decía que si estaba en una casa particular tenia que ir a inscribirme, que en el fondo lo hacen por nuestra seguridad. Yo no hablé mucho, pero si le dije que estuviera tranquilo, que estaba completamente a salvo. La ley es la ley, me decía….suerte que no sabia lo que estaba en la ficha de entrada…

    A veces, cuando pienso de pasar una temporada larga alli, me imagino que será duro tener este estigma, que todo va a ser más difícil que para otros….que por que no mentí aquella vez….en fin…

    Nena, que deberás mentir en Vietnam, es así, y es absolutamente absurdo, pero la realidad es que en el mundo tal y como está hoy es peligroso ser periodista….más que ser militar o trabajador en una nuclear. Y como tu, me siento orgullosa que gracias a periodistas que curran y se toman esto en serio, como una pasión, podemos hacer del mundo un sitio más justo….

  2. Esto creo que no te lo conté nunca, pero una de las veces en Fez íbamos por el barrio Pablo y yo con un hermano de Nabil. Paró un furgón de policía, uno de ellos incluso se atrevió con una gorra de ‘Army’, y de después de una gran discusión entre Abdillilah y ellos nos metieron al furgón. Habíamos salido a dar una vuelta y yo ni llevaba pasaporte ni DNI encima… No teníamos la ‘autorización’ de la que hablas y en vez de cargar contra mí por ir sin papeles, lo hacen contra la familia, para ‘proteger’ y controlar al turista. Como siempre. Otra de tantas medidas para cortar la libertad de los marroquís. Nos llevaron a tomar por el culo y después de estar en una comisaria que no se la deseo a nadie, en la que sólo había una foto del rey, después de estar sentados en un banco de madera horas y después de terminar enseñándole nuestras fotos del viaje a un amable policía para que viera que no estábamos secuestrados ni mucho menos nos dejaron ir. Pero hubo que volver a una comisaría más limpita al día siguiente, , donde todo el mundo era muuuuuuuucho más amable, con la absurda inscripción esa ya firmada y sellada… XDDDDDDDDD

  3. When you look at how many journalists each year are harassed, jailed, even killed in the course of reporting, you know that they must be doing something, exposing truths that powerful interests would rather not have people know.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s