Lo peor de ser viajero

Viajar es muy guay. Eso ya lo sabemos todos: la página de inicio de Facebook se nos llena a diario con frases motivadoras, fotos entrañables y vídeos muy románticos sobre lo que supone viajar para una persona. Y yo, que tengo experiencia, corroboro todos ellos, viajar es algo increíble.

Eternal_travelerPero tiene algo muy malo. Que cuando viajas, dejas tu casa lejos. Yo conozco viajeros que reniegan bastante de su hogar. Me parece terrible. Yo, por mucha gente maravillosa que haya conocido por todo el mundo, por muchos hogares que me hayan abierto sus puertas e integrado como una más de su familia, por muchas ciudades bonitas, cómodas y prácticas en las que haya vivido, os digo que nada se parece a estar con tu familia y con tus amigos de verdad. Con esa gente que más discutes, que más te puede sacar de los nervios y que más te comprende sin necesidad de dar grandes explicaciones.

Estoy a punto de tomar un vuelo camino a Nueva York. Casi todo el mundo que conozco estaría encantado de conocer Nueva York. Pero llevo todo el día llorando, no encuentro consuelo. De hecho, soy incapaz de recordar la última vez de mi vida que estuve tan triste como hoy. De ahí, pasaré unos días en Miami, relajándome y tras diez días en Estados Unidos, conoceré Colombia por primera vez, el país que me alojará durante unos meses. Y aunque la gente se imagina Colombia de una forma muy negativa, yo tengo en mente un país con personas muy alegres, amigables y hospitalarias, muy fiesteras y con hombres atentos que sacan a las mujeres a bailar. Eso ya os lo contaré cuando esté allí.

Cuando estoy viajando, no puedo dormir con mi hermana abrazadas, sólo puedo darle besos a través de una pantalla de Skype y cuando los horarios y las ocupaciones nos lo permiten. No puedo darle un beso por la mañana a mi madre ni discutir con ella porque he dejado la mesa del salón llena de papeles o porque habla muy alto. No puedo pasarme horas sentada en el bar de siempre, con mis amigos de toda la vida hablando de temas banales (o trascendentales que no se nos dan mal), saludando a la gente de siempre. Viajando lo que te queda es hablar con gente nueva y casi siempre de lo mismo (hay que conocerse). A veces pasa que conectas mucho con una persona y parece que te conoce y te comprende, pero no es lo mismo. Con tus amigos sabes que puedes consultarle cualquier cosa y que saben aconsejarte, porque te conocen perfectamente y que aunque la cagues, que todos lo hacemos, no te van a juzgar.

Cuando viajo no puedo quedarme a dormir en casa de alguno de mis amigos, a hacer fiestas de pijamas, y pasarnos hablando hasta las tantas de tonterías, a sabiendas de que al día siguiente toca madrugar y andaremos muertos. Ni puedo vegetar al día siguiente en un sofá sin hacer absolutamente nada, en caso de que sea domingo. Ni puedo irme a ‘fiestes de práu’ hasta más allá del amanecer a bailar todo tipo de cántico tradicional. Ni puedo recibir a mi hermana con los brazos abiertos en la puerta de casa a las 2 y media para que me cuente como le fue la mañana en el colegio. Viajar no me permite abrazarme constantemente a la gente que quiero, porque la gente que quiero está lejos y porque no es plan de andar abrazando a gente que es medio desconocida para mí.

Así que, amigos, viajar también es duro.

5 comentarios en “Lo peor de ser viajero

  1. Hola!

    Ah… chiquita… Lo entiendo y me da penita que te apenes! La vida es así como que muy loca… valoramos las cosas más cuando no las tenemos. Yo me vine de Perú hace 5 años a vivir en España. Y aunque aquí me gustan muchísimas cosas… siempre hay como un anhelo de estar allá… Y me pregunto muchas veces si todos los seres humanos son así o sólo yo… ja ja…

    Quiero que me cuentes sobre Vietnam. ¿Cómo hago para contactarte?

  2. Muchos abrazos y besos virtuales.Es verdad que se echa de menos el lugar de donde eres,que no recibes abrazos ni besos,que echas de menos a los amigos,pero viajar es GENIAL.MUCHOS ÁNIMOS,cuando seas mayor,me refiero a tener mi edad,viajar es casi imposible.

  3. entiendo bastante
    pero bueno
    viajar es como vivir
    con todo lo que implica ese karma
    cosas buenas y malas
    yo estoy en Medellin ahora
    ojala coincidamos en este lindo pais COlombia
    abrazos

    viajer0el.com

  4. Entiendo lo que dices ^^ Viajar es una opción de vida, una decisión arriesgada pero que vale la pena también por todo lo que te enseña de ti y de las personas que en tu camino encuentras y conoces. Sin embargo, nada de eso es comparable al hogar. Como imagino que estás aún en Colombia, no quiero desatarte la nostalgia, solo enviarte un abrazo y decirte que te entiendo, que a mi también me pasa lo mismo. Que yo ya estuve dos años fuera y ahora si paso más de dos semanas y media viajando a la tercera ya estoy al límite del “quiero volver a casa con los míos” y solo si aguantara otras tres semanas más sería capaz de volver a disfrutar del viajar y vivir fuera. Pero eso es el viaje. Que te vaya bonito. Placer conocerte y descubrir este blog 😉 Ahora te sigo. Saludos.

  5. Pingback: ¡Pues claro que el cambio me da miedo! | Barbaraontheroad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s